Ya sea por distracción o falta de una capacitación adecuada, muchos de los conductores hemos desarrollado malos hábitos al conducir, lo que nos pone en constante riesgo de sufrir percances o accidentes viales, tanto en ciudad como en carretera.


Estos malos hábitos son resultados de su frecuente uso en la rutina diaria, lo que provoca a la larga una tendencia al descuido al estar al volante, a pesar de que muchas de estas faltas están consideradas en los reglamentos viales.


Para evitar poner en riesgo tu integridad y la seguridad del resto de conductores y peatones, te enlistamos las principales malas costumbres que tenemos al manejar:


Usar el celular


El uso del teléfono móvil mientras manejamos causa un alto porcentaje de los siniestros automovilísticos, ya sea por el atender llamadas telefónicas, contestar mensajes de texto o descuidar la visualización del camino por verificar frecuentemente el GPS en todo tipo de trayectos.


No usar luces intermitentes


Muchos de los conductores no utilizan las luces intermitentes para indicar las maniobras que van a realizar para alertar al resto de conductores, a pesar de que esta simple acción puede prevenir un alto índice de percances.


No mantener la distancia de seguridad


A pesar de que mantener la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede es fundamental para poder detenernos a tiempo ante cualquier imprevisto sin colisionar, la mayoría de los conductores están acostumbrados a circular “pegados” a los vehículos que les preceden, lo que es la causa principal de los golpes por alcance.


No sostener adecuadamente el volante


La norma vial indica que el volante debe tomarse como imitando la posición de las manecillas del reloj en las “tres menos cuarto”, ya que de este modo se puede mantener con firmeza el control del volante ante cualquier maniobra inesperada.


No usar el cinturón de seguridad


A pesar de que el uso del cinturón de seguridad reduce a la mitad el riesgo de muerte en un accidente, sigue siendo habitual que muchos conductores no lo utilicen.



Esperamos que pongas en marcha estos consejos y recuerda que una correcta actitud al volante puede evitar muchos accidentes viales. En caso de requerir de un servicio de grúas o asistencia vial, llámanos y te asistiremos con gusto.